Le vamos a escuchar, nos va a entender


  PAMPLONA 948 15 16 76 / TAFALLA 948 987 400

Seleccionar página

AUDÍFONOS

En Centro Navarro de la Audición trabajamos con los mejores fabricantes internacionales, ofreciendo a nuestros clientes sólo audífonos de alta gama que incorporan los últimos avances en tecnología auditiva. En nuestras instalaciones, y gracias a nuestro equipo de profesionales especializados, realizamos un estudio detallado de cada paciente para crear unos audífonos personalizados que resulten idóneos para su problema.


¿Qué es un audífono?

Un audífono es un producto sanitario electrónico destinado a mejorar la audición de los hipoacúsicos. En su forma más básica, amplifica y modifica el sonido utilizando un micrófono, un amplificador y un altavoz. La evolución del audífono tiene una progresión imparable amparada en una investigación permanente y los avances de la tecnología, buscando la audición más cercana a lo natural posible.

Tipos de audífonos

Por su tipología los audífonos se dividen en dos bloques principales.

RETROAURICULARES: Se sitúan detrás de la oreja y la tecnología actual permite que tengan un tamaño muy reducido.

  • BTE: Cubren pérdidas de moderadas a profundas.
  • RIE: Se utilizan en pérdidas de leves a moderadamente profundas.

INTRAURICULARES: Hechos a medida para insertarse en el interior del canal auditivo. Se utilizan desde pérdidas leves a moderadamente profundas. Sueden ser: IIC, CIC, ITC o ITE.

¿Por qué usar audífonos?

La pérdida auditiva es una deficiencia sensorial muy común. A menudo, al ser leve en sus inicios, no recibe la atención necesaria en ese momento, que es cuando más efectivo puede ser su tratamiento.

La pérdida auditiva conlleva que nuestro cerebro se acomode a esa falta y que esto acabe afectando a nuestra cognición. Conforme la pérdida progresa, los problemas para entender provocan situaciones difíciles y consecuencias emocionales (apatía, falta de autoestima, irritación y aislamiento).

¡Olvídese de prejuicios! 6 falsos mitos sobre los audífonos

Con un solo audífono basta

El cerebro necesita escuchar en estéreo, de ahí la importancia de una adaptación binaural, mejorando así la compresión en situaciones de ruido. Por ello, cuando hay pérdida auditiva en ambos oídos nunca basta un solo audífono. Es necesaria una adaptación binaural para conseguir una audición más natural, entendiendo mejor, con una localización espacial mejorada y una discriminación ruido/habla equilibrada.

Sólo sirven para amplificar

Por suerte ya no es así. Actualmente, gracias a todos los avances de la tecnología, las prótesis auditivas con las que trabajamos en nuestro centro se encargan de hacernos entender con comodidad y en cualquier ambiente, gracias al previo ajuste del audiprotesista.

Son para personas muy mayores

Ya no. Es cierto que antiguamente los audífonos se creaban para pérdidas severas que es lo que habitualmente padecían las personas muy mayores. Hoy se sabe que una pérdida leve se puede y se debe ser tratada lo antes posible para obtener los mejores resultados.

Los audífonos pitan

Es muy posible si no se les realizan las revisiones pertinentes. En el caso de que piten, puede que exista un tapón de cera que empuja el audífono o el molde hacia fuera. También podría tratarse de que por pérdida auditiva o por economía al comprarlo, hayamos alcanzado su límite de vida útil y se retroalimenta.

Los audífonos son caros

En absoluto. No es apreciable a simple vista, pero un audífono es un aparato muy sofisticado para el que es necesaria mucha investigación de ingeniería electrónica. El oído es un órgano muy sofisticado y debe acercarse lo máximo posible a la audición natural. Dividiendo su precio por su duración de cinco años aproximada, nos resulta una cantidad mensual sin importancia para mejorar nuestra calidad de vida.

Ayudan a recuperar la pérdida auditiva

No. Los audífonos ayudan a recuperar la audición, pero la pérdida auditiva no se recupera, de hecho sigue avanzando aunque más lentamente. Lo importante es que permiten al cerebro seguir percibiendo los sonidos que nos envuelven para que no los olvide. Al oír bien, conseguiremos no perder nuestra capacidad de entender, que es la que ya no podríamos recuperar.

Por eso las personas que han dejado transcurrir mucho tiempo con pérdida auditiva sin preocuparse por ella, necesitan un trabajo más largo de reeducación auditiva, para comprender cuáles son los sonidos que están escuchando.

CITA PREVIA

Déjenos sus datos y le llamaremos para concertar
una primera cita gratuita.

Centro:

Acepto el aviso legal y la politica de privacidad

AUDÍFONOS

En Centro Navarro de la Audición trabajamos con los mejores fabricantes internacionales, ofreciendo a nuestros clientes sólo audífonos de alta gama que incorporan los últimos avances en tecnología auditiva. En nuestras instalaciones, y gracias a nuestro equipo de profesionales especializados, realizamos un estudio detallado de cada paciente para crear unos audífonos personalizados que resulten idóneos para su problema.



 
¿Qué es un audífono?

 
Un audífono es un producto sanitario electrónico destinado a mejorar la audición de los hipoacúsicos. En su forma más básica, amplifica y modifica el sonido utilizando un micrófono, un amplificador y un altavoz. La evolución del audífono tiene una progresión imparable amparada en una investigación permanente y los avances de la tecnología, buscando la audición más cercana a lo natural posible.

Tipos de audífonos

Por su tipología los audífonos se dividen en dos bloques principales.

RETROAURICULARES: Se sitúan detrás de la oreja y la tecnología actual permite que tengan un tamaño muy reducido.

  • BTE: Cubren pérdidas de moderadas a profundas.
  • RIE: Se utilizan en pérdidas de leves a moderadamente profundas.

INTRAURICULARES: Hechos a medida para insertarse en el interior del canal auditivo. Se utilizan desde pérdidas leves a moderadamente profundas. Sueden ser: IIC, CIC, ITC o ITE.

¿Por qué usar audífonos?

La pérdida auditiva es una deficiencia sensorial muy común. A menudo, al ser leve en sus inicios, no recibe la atención necesaria en ese momento, que es cuando más efectivo puede ser su tratamiento.

La pérdida auditiva conlleva que nuestro cerebro se acomode a esa falta y que esto acabe afectando a nuestra cognición. Conforme la pérdida progresa, los problemas para entender provocan situaciones difíciles y consecuencias emocionales (apatía, falta de autoestima, irritación y aislamiento).

¡Olvídese de prejuicios! 6 falsos mitos sobre los audífonos

Con un solo audífono basta

El cerebro necesita escuchar en estéreo, de ahí la importancia de una adaptación binaural, mejorando así la compresión en situaciones de ruido. Por ello, cuando hay pérdida auditiva en ambos oídos nunca basta un solo audífono. Es necesaria una adaptación binaural para conseguir una audición más natural, entendiendo mejor, con una localización espacial mejorada y una discriminación ruido/habla equilibrada.

Sólo sirven para amplificar

Por suerte ya no es así. Actualmente, gracias a todos los avances de la tecnología, las prótesis auditivas con las que trabajamos en nuestro centro se encargan de hacernos entender con comodidad y en cualquier ambiente, gracias al previo ajuste del audiprotesista.

Son para personas muy mayores

Ya no. Es cierto que antiguamente los audífonos se creaban para pérdidas severas que es lo que habitualmente padecían las personas muy mayores. Hoy se sabe que una pérdida leve se puede y se debe ser tratada lo antes posible para obtener los mejores resultados.

Los audífonos pitan

Es muy posible si no se les realizan las revisiones pertinentes. En el caso de que piten, puede que exista un tapón de cera que empuja el audífono o el molde hacia fuera. También podría tratarse de que por pérdida auditiva o por economía al comprarlo, hayamos alcanzado su límite de vida útil y se retroalimenta.

Los audífonos son caros

En absoluto. No es apreciable a simple vista, pero un audífono es un aparato muy sofisticado para el que es necesaria mucha investigación de ingeniería electrónica. El oído es un órgano muy sofisticado y debe acercarse lo máximo posible a la audición natural. Dividiendo su precio por su duración de cinco años aproximada, nos resulta una cantidad mensual sin importancia para mejorar nuestra calidad de vida.

Ayudan a recuperar la pérdida auditiva

No. Los audífonos ayudan a recuperar la audición, pero la pérdida auditiva no se recupera, de hecho sigue avanzando aunque más lentamente. Lo importante es que permiten al cerebro seguir percibiendo los sonidos que nos envuelven para que no los olvide. Al oír bien, conseguiremos no perder nuestra capacidad de entender, que es la que ya no podríamos recuperar.

Por eso las personas que han dejado transcurrir mucho tiempo con pérdida auditiva sin preocuparse por ella, necesitan un trabajo más largo de reeducación auditiva, para comprender cuáles son los sonidos que están escuchando.

CITA PREVIA

Déjenos sus datos y le llamaremos para concertar
una primera cita gratuita.

Centro:

Acepto el aviso legal y la politica de privacidad