Le vamos a escuchar, nos va a entender


  PAMPLONA 948 15 16 76 / TAFALLA 948 987 400

Seleccionar página

Ha trascurrido poco más de un año tras la apertura de la sede de Centro Navarro de la Audición en Tafalla y hemos querido entrevistar a un cliente doblemente satisfecho: Emilio Jimeno Díaz.

Hace sólo unas semanas que ha regresado del viaje en crucero con el que fue premiado en un sorteo realizado entre nuestros clientes, y es todo alegría y optimismo.

¿Qué tal ha ido el viaje?
La verdad es que el viaje ha sido maravilloso. Mi mujer y yo hemos vuelto encantados. ¡Nos ha sabido a poco! Y ha sido fantástico porque he podido vivir todo al 100%. 

¿Recuerda algún sonido del que haya disfrutado más ahora que ha mejorado tanto su audición?
Me ha gustado especialmente la música, algo que antes era imposible porque no oía nada. Así que el crucero muy bien, pero sin duda me quedo con el recuerdo tan bonito de haber disfrutado tanto de todo. Porque ahora no sólo oigo, sino que lo entiendo todo.

 

En su caso, su problema de audición no era nuevo cuando llegó a la consulta de Centro Navarro de la Audición en Tafalla, ya que lo sufría desde hace tiempo, ¿verdad?
Así es. Estuve quince años con otra compañía, y nunca estaba contento con lo que me daban para mi problema de audición. Finalmente, ya me dieron por imposible y me dijeron que no había solución y no se podría hacer nada más. Estaba muy enfadado porque no era lo que yo quería, y decidí ir a Centro Navarro de la Audición. Allí me atendieron extraordinariamente bien, me explicaron cuál era mi problema y me aconsejaron sobre la solución que podrían ofrecerme. Y fue todo un acierto.

“Desde el primer momento entendía todo y sin ruido. Era una diferencia total con lo anterior”

¿Por qué después de tantos años sin solución para su problema decidió dar una segunda oportunidad a los audífonos y acudir a Centro Navarro de la Audición?
Es que nunca lograba tener una buena audición. Siempre oía mucho ruido y no entendía nada. Era muy incómodo y no estaba nada contento. Sin embargo, cuando cambié a Centro Navarro de la Audición, la cosa cambió por completo. Desde el primer momento entendía todo y sin ruido. Era una diferencia total con lo anterior. Ha sido el dinero mejor invertido de mi vida. ¡Ojalá hubiera ido 15 años antes!

Tras varios meses con sus nuevos audífonos personalizados y el seguimiento que se le realiza cada tres meses, ¿cómo ha cambiado su vida?
Llevo con estos nuevos audífonos desde febrero y la vida me ha cambiado por completo.
Estoy encantando. ¡Si parezco un chaval de 25 años! Es que antes íbamos a cualquier sitio y no oía nada, sólo ruido. No podía entender lo que me decía mi mujer ni mis amigos. Ahora oigo a todo el mundo, les entiendo todo y puedo disfrutar de la música, de las conversaciones…

Aconsejaría a todo el mundo que fuera a la primera visita, que además es gratuita, y enseguida verán la diferencia.