Pamplona

948 15 16 76

 

Tafalla

948 987 400

Acúfenos, percepción de ruidos o sonidos en el entorno, que no existen.

Definición

Los acufenos o tinnitus son la percepción de ruidos o sonidos en el entorno, que no existen.

Aquellos que lo sufren lo definen como un pitido, zumbido, goteo, etc. Puede percibirse en un oído, en ambos o en el cerebro. Normalmente su percepción se incrementa en lugares silenciosos y situaciones de tranquilidad.

El tinnitus puede ser ocasional (motivado por múltiples causas) y desaparecer. Cuando es crónico se convierte en un grave problema capaz de perjudicar la calidad de vida de las personas.

Un porcentaje bajo de acufenos es objetivo, es decir, ocasionado por el organismo y detectable en una exploración. Sin embargo, la gran mayoría, son subjetivos. Solo los oye el afectado.

Los acufenos pueden estar asociados a problemas otológicos, especialmente del oído interno, lesiones de la vía auditiva que pueden ir asociadas a otros síntomas como vértigos y/o perdida acústica, aunque podrían tener un origen cerebral en algún caso.


Origen y consecuencias

Se desconoce el origen de los acufenos. No son una enfermedad. Más bien una respuesta inadecuada del cerebro. Por lo tanto no hay soluciones viables en este momento.

Sin embargo se utilizan medios paliativos para aliviarlos en lo posible.

En su grado leve el paciente suele habituarse con el tiempo e incluso pasan desapercibidos salvo que piense en ellos. La intensidad puede ir subiendo y molestar en ambientes tranquilos, escucharlos de día y llegar al punto de impedir llevar una vida normal.

Indudablemente, trabajar o divertirse en un entorno altamente ruidoso puede provocar daños serios en el oído. Pero también puede estar provocado por trastornos cardiovasculares, problemas mandibulares, etc.

Al hablar de acufenos severos se pueden producir mecanismos reflejos del sistema nervioso generando miedos, angustias, estrés, con lo cual la calidad de vida del paciente se va deteriorando.


Tratamientos

No existe ningún tratamiento definitivo para los acúfenos puesto que en la mayor parte de los casos, no existe posibilidad de identificar la causa que los produce.

Al paciente de acúfenos debe asignársele un protocolo de diagnostico que incluirá exploraciones clínicas, pruebas de hipoacusia, acufenometría, autoevaluación subjetiva, repercusión emocional, etc.

Una vez obtenidos los resultados, el audioprotesista puede colaborar en diferentes tratamientos:

  • TRT. (tinnitus retraining therapy) consistente en reeducar la respuesta del paciente al ruido.
  • Los generadores de ruido que enmascaran los acúfenos haciéndolos menos perceptibles, habitualmente asociados a audífonos puesto que el paciente suele presentar hipoacusía en mayor o menor grado.
  • Terapias psicológicas de habituación con técnicas de relajación y terapias cognitivas.
  • Terapia láser. Consiste en la aplicación de un láser de baja intensidad estimulando la producción de energía celular para reparar los tejidos lesionados. Los mejores resultados se obtienen en pacientes con menos de 6 meses desde el comienzo del acúfeno.

Es habitual utilizar toda esta batería de terapias en los casos severos para conseguir mejorar la calidad de vida del paciente.

 

 

Diseño de paginas web 80pixels.com